Japonear, como una esencia de viaje.

Cómo nació

En una mañana otoñal, después de la visita del templo Tōdaiji en Nara, estaba yendo hacia el santuario de Kasuga por la calle Nigatsu-do Urasandō de dicho templo, de repente apareció un campo de arroz, recién cosechado con las espigas de arroz doradas colgadas. ¿Quién imaginaría este paisaje de un campo de arroz dentro del terreno del gran templo? Por lo menos, para mí era algo que no me lo esperaba por eso me paré un rato, y me acordé de aquella frase. “Viajar es como la música. El silencio en la partitura es lo que hace a la música sonar armonizada, esas pausas en el trayecto de un lugar a otro crean momentos inolvidables”. Fue precisamente en aquel instante, en el que este rincón se convirtió en un paisaje inolvidable de mi viaje a Nara. Desde entonces, cada vez que visito Nara, siempre paseo por la calle de Nigatsu-do Urasandō para saludar a mi rincón favorito, el campo de arroz. Creo que cada rincón tiene su ambiente único, si te fijas, por eso dedico este blog a los rincones preciosos de Japón. Dibujaré Japón con paisajes inspirados en sus rincones, y buscaré las piezas del rompecabezas para crear el mundo de “Japonear”.

3 elementos que definen a Japonear

El encanto del color, el misterioso poder del paisaje y la sorpresa que trae la historia.

Contacto

Si tienes alguna pregunta que quieres consultar con Japonear, puedes enviarnos tu pregunta a través del siguiente formulario.